Fulares para llevar al bebé - más versátiles y naturales

Buscar
Recomendar esta página a un amigo

Ventajas de llevar al bebé en un fular o portabebés

 

Llevar al bebé en un fular o portabebés favorece el bienestar general del bebé

 

El bebé se siente a salvo por la proximidad de sus padres. La confianza se reafirma llevando al bebé encima, ya que los bebés humanos han sido a lo largo de la historia, llevados en fulares o portabebés, aunque hayan nacido en países industrialmente modernos.

 

El calor, el movimiento, el olor y los sonidos (de la voz, del corazón y de la digestión) del portador, recuerdan al bebé el tiempo que estuvo en el útero de su madre. Este reconocimiento estimula sus sentidos y su bienestar. Los bebés llevados en un fular o portabebés están más satisfechos, sufren menos de cólicos y lloran con menos frecuencia.

 

Incluso, el hecho de llevar a un bebé prematuro atado al cuerpo en un fular le da la posibilidad de recuperar esta seguridad o cobijo que le faltó en el vientre materno.

 

El bebé descansa en el fular
Bebé durmiendo en fular

El fular o portabebés ergonómico se adapta al desarrollo físico del bebé

 

Los bebés prematuros y recién nacidos ya pueden sacar provecho de ser llevados en una tela incluso hasta alcanzar la edad de 4 años.

 

La única forma de llevar al bebé sin interrupción adaptándose al desarrollo de su columna vertebral, es el fular. La posición que adopta agarrado con la tela es más adecuada que cuando simplemente se lleva al bebé en brazos.

 

La posición acuclillada de piernas separadas del bebé favorece el correcto desarrollo de los huesos de la cadera. El hecho de ser llevado así en el fular puede ayudar como terapia en algunos casos de luxaciones congénitas de los huesos de la cadera.

 

Gracias al movimiento continuo, la suave presión que ejerce el fular y la posición de rana de las piernecitas, se estimula la digestión y se disminuyen los dolores de barriga mientras se lleva al bebé. Los cólicos típicos durante los tres primeros meses de vida se pueden aliviar considerablemente.

 

 

Estimulo de los sentidos y de la competencia social cuándo el bebé es llevado

 

La proximidad en el fular no solamente refleja al bebé la seguridad dada en el útero materno, sino que también transmite información táctil y kiniesológica al sistema nervioso a través de la piel del niño. El bebé siente y descubre más de su propio cuerpo.

 

El movimiento producido mientras se lleva al bebé, estimula el sentido del equilibrio. Los impulsos del portador se transmiten al niño mientras este es llevado.

 

El niño participa de la vida cotidiana des de una postura protegida. Desde el fular o portabebés el bebé tiene una perspectiva mas clara de lo que ocurre a su alrededor que desde su carrito.

 

 

Ventajas del uso de un fular o portabebés para los padres:

 

El llevar a su hijo, es una experiencia sin duda incomparable y hermosa, que une más a padres e hijos.

 

Un niño llevado está más satisfecho, llora menos y preocupa menos a sus padres.

 

El aprendizaje de las técnicas de anudar refuerza la autoimagen paterna, tanto de la madre como del padre, al ver que llevando al niño éste se muestra tranquilo y confiado.

 

Las manos de la persona que lleva al niño en el fular o portabebés quedan libres para cualquier tipo de actividad. Esto es practico tanto para las tareas de la casa, atender a los hermanos del bebé o hacer las compras como también para gozar de su tiempo libre de manera relajada.

 

Los obstáculos como una acera estrecha, bordillos, escaleras, caminos sin asfaltar o bien la arena en la playa, desaparecen sin esfuerzo con el niño en el fular o un portabebés. También para ir en autobús o en el metro resulta más cómodo en vez de llevar un cochecito.

 

 

Ventajas de un fular ante una mochila, bandolera, mei tai o pouch

 

Colocando el fular con el bebés en brazos la tela se ajusta cada vez de nuevo a la medida del bebé y a la estatura del portador. Así da suficiente soporte a la columna vertebral y la cabeza de un bebé recién nacido tal como para llevar un niño de más de 15kg.

 

Los fulares son más comodos porque reparten el peso en los dos hombros. Abriendo la tela de los tirantes el peso se reparte en una mayor superficie.

 

Existen más de 30 maneras diferentes de colocar un fular así siempre encuentras una manera más cómoda o rápida según lo que necesites en un momento concreto.

 

Un fular es fácil de guardar en el coche o carrito porque cabe bien plegado en casi todos los bolsos para así tenerlo a mano siempre.

 

También se puede usar el fular como hamaca o columpio para niños pequeños después de usarlo para llevarlos.

 

Los fulares posibilitan las cinco maneras de llevar a un bebé:

 

fular bebé en cuna
por delante o en
la espalda acostado
fular bebé delante
por delante incorporado
fular bebé en la cadera
de costado en la cadera
fular bebé espalda
en la espalda incorporado

Mejor evitar de llevar al bebé con la cara mirando hacia fuera. Esta posición no es correcta para las caderas ni la espalda del niño a la vez que no puede aislarse de los estímulos que le molesten. fulares de Storchenwiege

 

Nosotros recomendamos los fulares de Storchenwiege. Los fulares son de algodón 100% o algodón orgánico 100%. Gracias a los tejido de sarga cruzada y sarga diamante los fulares son elásticos en sentido diagonal y se ajustan como una venda encima del bebé. Todos los fulares de Storchenwiege vienen con un manual de instrucciones. Para cualquier pregunta sobre los fulares y su colocación no dudes en contactarnos!

 

Pequeños inconvenientes de los portabebés y fulares

 

Los fulares en comparación con otros portabebés parecen complicados

 

Solo en un fular puedes instalar a tu niño en cinco posiciones diferentes. Tantas opciones pueden confundirte y es cierto que se necesita cierta práctica para anudar de modo óptimo. Pero una vez superada la confusión puedes aprovechar todas las ventajas. Además el nudo ‘cruzado simple’ que es lo más parecido a la posición en una mochila no es nada complicado y además mejor para tu niño.

 

Los portabebés en comparación con el cochecito

 

No tienes ningún sitio para tumbar o dejar el bebé en caso que quieras sentarte un rato para tomar algo (puedes sentarte con el bebé instalado en el fular pero no es muy cómodo) o probarte ropa en una tienda. Aparte de tus manos libres no tienes sitio para guardar cosas o compras como en el cochecito abajo o en una bolsa colgada de la empuñadura.

 

Los fulares largos son poco prácticos

 

Mientras estás colocando el fular puede ser que los extremos toquen el suelo. Fuera en condiciones extremas como viento o humedad eso podría ser una lástima pero con un poquito de práctica se supera todo.

 

Colocando el fular o portabebés puede ser que se descoloque la ropa

 

Puede ser que se descoloque la ropa tuya o del niño mientras estás ajustando la tela. ¿Pero a quién le importa si tu niño es feliz?.

 

 

A todos los padres con un bebé recién nacido que no desean usar un fular les recomendamos el portabebés Marsupi Plus. Es la mochila más adecuada para llevar a bebés recién nacidos. Para llevar a niños mayores a partir de los approx. 12 meses las mochilas portabebés ERGObaby Carrier y Manduca son las mochilas mejor adaptadas.

 

Puedes comprar los produc- tos de manera fácil y rápida en nuestra Tienda online.
Con un clic encima del código del artículo llegas a la selección en la tienda.
Para cualquier pregunta sobre nuestros productos o trámite de un pedido llame a nuestro Servicio al Cliente:
972 15 88 65
Puedes elegir entre las siguientes formas de pago:
 • transferencia bancaria
 • contra reembolso
 • tarjeta de crédito/débito
Se determinan automática- mente en función de destino y peso - siempre de manera más rápida y económica posible. A España a partir
de un valor de compra de 60,- € es gratuito.
Embalaje sostenible:
Nuestro compromiso con el medio ambiente (sin gastos adicionales). Reutilizamos embalaje y usamos productos ecológicos de papelería y oficina de – Publicidad –
 
Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis y contenido personalizado. | Más información sobre las cookies | Cerrar